Retos de la educación inclusiva en tiempos de pandemia

Retos de la educación inclusiva en tiempos de pandemia


Por: Librada Hernández Saba/ Estudiante del curso de CS/CENTU


El mundo enfrenta una de las peores crisis sanitarias de todos los tiempos. La Covid-19 ha sido catalogada por los expertos como una pandemia que ha generado cambios en todos los espacios y modos de vida de los seres humanos del planeta. Dentro de ese contexto, debemos decir que la educación ha sido una de las más afectadas.



Hoy los esfuerzos que hacen las autoridades educativas son dignos de valorar. Sin embargo, se hace notoria la necesidad capacitar al personal docente y de orientación escolar para trabajar en los programas de atención a la diversidad, esto se hizo evidente cuando revisamos los materiales que se elaboraron en los primeros días de seguimiento a los procesos educativos para salvar el año escolar, se tomaron muy poco en cuenta los niños con necesidades educativas especiales, aunque ya en el segundo plan mensual se añadieron actividades que ayudaban el desarrollo de las competencias de estos, pero a la fecha, algunos centros educativos carecen de ese personal competente que debe dar seguimiento a los citados procesos educativos.



Los retos que enfrenta la educación inclusiva en época de pandemia, son muchos y diversos. Los niños están en casa y lamentablemente los padres no tienen el conocimiento pedagógico, ni psicológico para poder orientar a estos estudiantes con condiciones de aprendizaje que requieren una atención especial para poder alcanzar el perfil requerido para pasar al siguiente grado con las competencias necesarias.

La educación inclusiva no solo debe poner atención a estudiantes con alguna discapacidad física, la inclusión también debe centrar su mirada en los que tienen alguna preferencia sexual fuera de lo normal, así como también esas niñas que se casan o se hacen adultas por alguna situación, esas personas no pueden ser excluidas, ellas necesitan educación de calidad.



Por otro lado, se hace necesario seguir formando profesionales competentes para que el trabajo educativo sea de provecho y con calidad, de lo contrario ¿De qué nos vale tanto esfuerzo? La inversión en educación debe ser equilibrada y no solo trabajar infraestructura. Es necesario capacitar a los talentos humanos para que así estemos preparados ante cualquier situación de emergencia y podamos dar atención equitativa y de calidad a nuestros jóvenes.


Es importante recordar que la educación inclusiva, tiene como propósito que todos los estudiantes tengan las mismas oportunidades sin importar su condición física. Recordemos que la educación es un derecho para todos los dominicanos sin importar su raza, estatus o condición, según establece el artículo 63 de la Constitución Nacional. El precepto busca favorecer la igualdad de oportunidades, fomentando la participación de todos los alumnos y que así todos aprendan juntos en el mismo espacio y con las mismas oportunidades para desarrollar competencias.


44 vistas1 comentario